martes, 1 de diciembre de 2009

Mila.

No se por que no habia escrito antes sobre ella. Pero creo que ha llegado el momento.
Es que desde hace mas de un mes que tengo una hija (nunca pense denominar asi a mi perra), tiene exactamente 3 meses y se llama Mila, diecen por ahi que es una siberiana, pero cada dia que pasa se parece menos a una.
Lo que mas le gusta es morder muñecas(manos), dedos de los pies, correr como desaforada de un lado a otro, comer, dormir en las posiciones mas extrañas y nunca vistas, dormir sobre los sillones, robarse medias y salir corriendo hacia el patio, etc.
Me la regalaron cuando tenia casi 2 meses y otro nombre. El tema del nombre fue algo bastante loco, ya que con mi sista nos pusimos misteriosamente de acuerdo sobre el. A falta de un machito, al cual pudiesemos ponerle Milo, Mila fue como la opcion mas segura y menos problematica. Claramente que el chiste facil es: "ay! que linda, MILAnesa"...
A la legua te das cuenta que a la gente le falta como imaginacion y originalidad.Bueh, que se le va hacer...
Ademas olvide decir que ama robar comida de la heladera. Si es tan inteligente que aprendio a abrirla. Mi vieja a los gritos.

Dato de color: se hace pis cuando me ve.
Lindo recibir lenguetazos cuando llego a casa y horas de juego interminables.

2 comentarios:

Sophie dijo...

Hola, te encontré por los intereses de blogger!
Estoy presentando mi blog de moda! si te interesa entra! Saludos!!
http://not-thesame.blogspot.com

Sophie

Bel dijo...

Eyyyyyyyyy la quiero conocer!! No es un pedido, ni un invitación a que nos veamos, exijo ver a Mila YA!

El domingo estoy libre...pensalo y preguntale a Mila que hace y se tiene un ratin para conocerme!