lunes, 21 de diciembre de 2009

Depresion pre-fiestas

No odio las fiestas, pero si pudiesen desaparecer, mejor. Mi rechazo no es ideologico, ni religioso, pero puede que sea psicologico. Ya el nombre que lo engloba todo: FIESTAS..No me cierra, fiestas para quien?, fiesta de que?, digo, lo unico que la gente hace es comer, chupar, y encontrarse con personas que en todo el puto año no vio y cuando se encuentra face to face, pone la mejor cara de pocker como si no supieses que esa prima fea siempre te miro mal!. La gente se junta y habla de todo un poco, cosa que dudo, esten todos en condiciones de hacer (recuerdese que se chupa) de la manera mas idonea, hablan de politica, de religion, de lo mal que va el pais, de lo bien que en algun momento estaban, de la familia, de lo grande que estan todos, y de como pasa el tiempo. Basta, siempre lo mismo, y uno se queda callado en una silla tomando sidra y vino con fanta comiendo lo mejor de las fiestas, el turron. Callado porque sabe que si abre la boca a alguno va a ofender. Vuelvo a preguntarme, fiestas?, basta, basta basta.
No tiran ni un poco, ni siquiera los regalos (acotados) le suman puntos!
Pero que quede claro que no odio las fiestas, y que respeto mucho a todos aquellos que corren atras de un regalo, que andan de aca para alla comprando porquerias en los supermercados, que se acuerdan el dia de navidad de los familiares y amigos, que brindan con una sonrisa cuando en todo el año no mostraron los dientes, a aquellos que adornan la casa con una infinidad de pelotudeces navideñas al borde de generar convulsiones y vomitos. De verdad los respeto.