sábado, 13 de febrero de 2010

Almorzandote, Buenos Aires.

Vieron que el almuerzo es mas o menos importante dependiendo del pais o cultura y la importancia, claro, que estos le otorgan. Es que en este ultimo mes, almorce en lugares publicos, en la calle, en una plaza, en Buenos Aires. Fue extraño, a veces lo amé, otras odié, otras contemple y disfrute.
Sentarme, ponele en las plazoletas de 9 de Julio, o en un banquito en Reconquista y Cordoba o en en la Plaza San Martin en frente a la Torre de los Ingleses con mi vianda, la verdad que fue raro, me hizo sentir de diferentes maneras que prefiero reservar para mi. Pero la ciudad era, fue, y sera, mientras yo almorzaba, la gente pasaba y el transito seguia.
No creo que hayan sido los mejores almuerzos que alguien pueda pedir, por la precariedad, no?, pero ahora, supongo, cada vez que pase y vea desde el bondi o desde la perspectiva que pueda darme mi paso apresurado, que yo, en algun momento, alli, almorce.